Amaia con 4 años sufría de Mutismo
+34 962 283 650

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Apenas contaba Amaia cuatro años cuando su profesora de segundo de preescolar nos dijo que, lo que nosotros pensábamos que era timidez, no era tal, sino que se trataba de Mutismo Selectivo.
Nos dijo que si no se trataba, lejos de solucionarse al ser más mayorcita, cada vez iba a ir a más. Nunca habíamos oído hablar de este problema y fue como un jarro de agua fría.

Estábamos muy preocupados porque Amaia en el colegio sólo hablaba con otra niña; con ningún compañero más y por supuesto con ningún profesor. Cualquier cosa que quería transmitir lo hacía a través de su amiguita.

En casa era una niña que se mostraba contenta, pero aunque a ella le gustaba mucho ir al colegio, allí es donde se apreciaba su tristeza. Cuando íbamos por la calle y nos encontrábamos con sus compañeros todos nos decían “Amaia no habla” y a ella se le quedaba una carita que daba pena. A pesar de ser tan pequeña, era consciente de su problema y sufría mucho.

Su profesora nos recomendó que acudiéramos a la consulta de un psicólogo y así lo hicimos.

Pasaron unos meses y dejamos de acudir al psicólogo porque el resultado era nulo. No sabíamos qué hacer. Fue entonces cuando consultamos en Internet y dimos con el testimonio de unos padres de un niño de ocho años que había superado este problema gracias al Doctor Ismael Fuentes, del centro Cedesna de Xàtiva.

Llamamos por teléfono y fue el propio Doctor el que nos explicó que a base de
Osteopatía Craneal, Homeopatía y técnicas de neuropsicología, trataba este problema con éxito en unos pocos meses de tratamiento.

Así, fuimos hasta Xàtiva y ya desde la primera visita apreciamos una mejoría importante: ya no nos hablaba al oído en presencia de otras personas y empezó a comunicarse con algún compañero más, aparte de con su amiga.

Después de cada sesión la mejoría se hacía patente. Cada vez que se acercaba el día de ir a una nueva visita, ella se ponía muy contenta y nos decía que “con el masajito que le hacía Ismael en la cabeza y las bolitas que le daba se la iba a quitar un poco más la vergüenza”. Estábamos encantados.

Hoy es el día en el que, tras seis sesiones, Amaia es otra niña fuera de casa. Habla con todas sus profesoras y con todos sus compañeros. Hasta ha sido narradora en una obra de teatro. Incluso nos ha llamado el Consultor del Colegio para que transmitamos al Doctor Ismael Fuentes sus felicitaciones.

No tenemos las suficientes palabras de agradecimiento para el DOCTOR ISMAEL FUENTES CORTÉS, excelente profesional y mejor persona, que nos ha devuelto la felicidad al solucionar este grave problema que teníamos.

Desde esta familia animamos a todos los padres que estén en la misma situación en la que estábamos nosotros a que acudan a CEDESNA.

 

Si quieres ponerte en contacto conmigo, haz click aquí

Portal de San Miguel, 15
+34 962 283 650