La Increíble Historia de Mi Hija
+34 962 283 650

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Me llamo Arantcha, soy la madre de Mar y quiero contar la increíble historia de mi hija, y dar gracias a Dios del día en que conocimos a D. Ismael y su clínica a raíz de buscar en internet.

 

Después de que el médico nos dijera que cuando fuera al colegio cambiaría la niña, que no nos preocupáramos de nada que no habría problema etc, etc…. llego ese momento y no fue así, todo seguía igual y a demás parecía que cada semana se agravaba más su problema, un día me comentó que fuera a un psicólogo, y yo me preguntaba: ¿qué puede hacer un psicólogo si la niña no habla con nadie?, bueno, bueno, que les voy a decir a todos los que conocen este problema…., un verdadero caos, porque no sabes a donde acudir. Mar no hablaba absolutamente nada con la profesora, en el cole participa aunque no lo hacía en grupo y hasta que no salía del cole no hablaba con nadie más que con la familia. Con los adultos no hablaba con nadie. Todo comenzó a partir de un problema de tartamudeo que tuvo después de que sus tíos adoptaron un bebé. En aquel entonces Mar tenía problemas de mocos y diarreas cada 15 días, dermatitis atópica en todo el cuerpo con mucho picor.

Mar era una niña que cuando le gritaban se ponía a gritar mucho y muy fuerte, hasta extremos verdaderamente importantes, había momentos que nos angustiaba, estos momentos los identificamos como un trauma para ella. Mar también tenía problemas de miedo y en la mayoría de las ocasiones dormía con nosotros en la habitación a causa de esto.

Les cuento todos los rasgos que caracterizaban a Mar porque creo que son importantes a la hora de que puedan sentirse identificados cuando lean este artículo.

Cuando comenzó con el tratamiento, en la segunda visita la profesora del colegio nos comentó que la vio más comunicativa, esto nos llenó de alegría porque parecía que el problema se estaba moviendo. Por otro lado con el mismo tratamiento que le estaba dando la dermatitis se le estaba curando, la diarrea, los mocos, todo iba mejorando.
Poco a poco fue comiendo sola en el colegio, la profesora iba notando avances auque seguía sin hablarle, pero parecía que la cosa iba mejorando.



Fue en la quinta visita cuando empezó a hablar con los niños, también estando los adultos delante, aunque no con ellos. En la séptima visita comenzó a hablar conmigo en presencia de los adultos desconocidos, para mí esto fue un gran avance. Les aseguro que en ocasiones era desesperante pero la cosa iba por buen camino hasta que al mes siguiente ya habló con D. Ismael y ahora estamos avanzando con su profesora, habla de vez en cuando con ella y ya contesta a algún adulto que no tiene demasiada relación. Tenemos que seguir trabajando con Mar, ya que va por muy buen camino, pero nos falta el último esfuerzo que es verla hablar con todo el mundo sin ningún problema.

No sólo ha mejorado el mutismo, sino su carácter, antes se levantaba siempre enfadada y ahora está muy alegre y con mejor carácter.

Solo tengo palabras de agradecimiento para D. Ismael por ayudarnos con mi hija y seguir trabajando con ella. Sin su tratamiento creo que no hubiera sido posible.

MUCHAS GRACIAS

Mi correo electrónico: Haz click aquí

Portal de San Miguel, 15
+34 962 283 650